miércoles, 8 de abril de 2015

Amazon salva a la desarrolladora Crytek de la quiebra




Amazon, el gigante del comercio electrónico, sigue expandiéndose en nuevas áreas como la industria del videojuego. Tras comprar la desarrolladora de videojuegos Double Helix, que trabajaba con Microsoft en la saga Killer Instinct, para producir videojuegos para sus dispositivos, entre ellos el Kindle Fire, y hacerse con el servicio de vídeo Twitch, el más usado por los jugadores, se adentra en nuevas compras.
La candidata es Crytek, desarrolladora  de la saga de acción Crysis y una de las grandes potencias en lo que respecta a tecnología gráfica con el motor gráfico CryEngine, que desde finales del pasado año 2014 se encuentra cerca de la quiebra por sus malos resultados económicos. Según fuentes consultadas por Kotaku, Amazon ha cerrado un acuerdo que salvaría a Crytek de su bancarrota.
La alianza, que por el momento no está confirmada, permitiría a Amazon usar la tecnología gráfica de Crytek para sus proyectos de videojuegos y supondría el ingreso de 50 millones de euros que sanerían las cuentas de la desarrolladora y garantizarían su continuidad, además de aumentar las oportunidades estratégicas de Amazon en el sector de la producción de videojuegos.
Junto a Double Helix, estudio comprado en 2013, Amazon cuenta con fichajes estrella del sector de los videojuego como la diseñadora Kim Swift, creadora de Portal, y Clint Hocking, responsable de Far Cry 2. Ambos trabajan en videojuegos sin anunciar que se lanzarán a lo largo de este año y principios de 2016 para dispositivos Android y Kindle Fire, que ya cuenta con juegos como Crossy Road.
La entrada de Amazon en el mundo de los videojuegos viene acompañada por el diseño de un mando especial para Amazon TV, el dispositivo multimedia de la tienda basado en Android y compatible con el amplio catálogo de juegos y aplicaciones del sistema operativo de Google en bandeja para sus millones de clientes en todo el mundo.