lunes, 20 de abril de 2015

Aplica la filosofía kaizen a la hora de aprender a invertir en bolsa

sfgggt



¿Qué es la filosofía kaizen?

La “filosofía kaizen” o “filosofía de mejora continua” es un método de afrontar el aprendizaje que se basa en el perfeccionamiento constante de nuestras habilidades para realizar cualquier tarea.
La palabra kaizen proviene del japonés. Está compuesta por:
  • Kai: Cambio
  • Zen: Bueno
La filosofía kaizen empezó a ser aplicada en el mundo de los negocios y la producción industrial en Japón a partir de los años 50, siendo uno de los factores más determinantes a la hora de convertir a un país en ruinas por su derrota en la II Guerra Mundial en una gran potencia mundial en menos de tres décadas.
Es una filosofía asociada a la práctica totalidad de sistemas de producción industrial que se estudian a día de hoy en las escuelas de negocios, ademáis de influir de forma determinante en sistemas de producción como el toyotismo o el lean manufacturing.

¿Por qué debe aplicarse la filosofía kaizen al mundo de la inversion en bolsa?

Como siempre digo, el proceso de aprendizaje para aquellos que quieren llegar algún día desenvolverse en el mundo de la inversión en bolsa no es un “sprint”, sino una carrera de fondo con muchos obstáculos por el medio.
Tienes que tener claro que si decides empezar el largo camino que te va a llevar a aprender a invertir en bolsa vas a acabar comiendo errores. Muchos. Algunos más graves que otros. Pero no debes preocuparte en exceso, ya que es parte del proceso de aprendizaje. Lo importante es cómo respondes ante ellos.
La diferencia entre un gran inversor de uno del montón no es cuántos errores ha cometido, sino cómo ha sabido afrontarlos.

Ejemplos concretos de aplicación de la filosofía kaizen

Aquí tienes unos cuantos ejemplos concretos de cómo debes pensar y actuar si quieres aplicar la filosofía kaizen a tu aprendizaje de inversión:
  • Se consciente de que siempre se puede mejorar
  • Permanece abierto a nuevas ideas, aunque contradigan lo que piensas actualmente
  • Acepta tus errores
  • Analiza las causas de tus tropiezos
  • Haz lo necesario para que estos errores no se vuelvan a cometer
  • Aprende también de los errores de los demás
  • Nunca dejes de aprender
  • Lee mucho, muchísimo
En resumen, si quieres llegar lejos en cualquier disciplina, aplica la filosofía kaizen. Nunca dejes de mejorar