jueves, 14 de mayo de 2015

10 cosas que jamás piensa alguien con éxito

http://www.makingpeople.com.mx/wp-content/uploads/2014/11/Llave-para-el---xito1.jpg
 "Estaré feliz cuando consiga X cosa" La felicidad de las personas con éxito no depende del cumplimiento de objetivos. Como todo el mundo tienen metas, pero si no las consiguen la vida sigue adelante. Ellos se centran en el día a día, en ser feliz todos los días, no uno en concreto.

 "No, si a mí no me molesta, pero ya me lo pagará" Las personas con éxito no viven con rencores innecesarios. Si algo les molesta, lo dicen y se lo quitan del medio, no dedican más tiempo del necesario a riñas y disputas ya que saben que no les servirá nada más que para disgustarse o agriar su carácter.

 "Soy así, qué le vamos a hacer" Una persona exitosa no se encierra en una idea propia determinada de sí misma. Es consciente de sus fallos y sus virtudes, pero no se encierra en que es imposible cambiarlas ni relaciona aquello que le ocurre con ellas.

 "Siempre tengo razón" Para las personas de éxito, la sabiduría de los demás es algo muy a tener en cuenta. Saben que nunca se deja de aprender y escuchar a los demás para después enriquecer su conocimiento es algo que va prácticamente en su ADN.


 "No soy lo suficientemente bueno para esto" Para los exitosos natos no hay barreras y mucho menos autoimpuestas. Una persona con éxito nunca se dirá a sí mismo que no es capaz de hacer algo, lo intentará o no, pero desde luego no tirará la toalla a la primera porque sí.


 "Espero que lo consigan aunque yo no lo haga" La hipocresía no es para las personas con éxito. No van a quedarse mirando cómo oros consiguen algo sin ellos, ni van a pedir a nadie que haga las cosas en su lugar. Si quieren algo se pondrán manos a la obra en solitario o arrimarán el hombro en equipo.

 "No tengo tiempo para (insertar aquí cosas importantes)" Una persona con éxito nunca dirá que no tiene tiempo para cosas importantes como estar con su familia o amigos. Ellos saben que gestionando bien el tiempo hay lugar para todo aunque sea en menor medida, que no es necesario sacrificar todo.

 "La culpa es de fulanito" Cuando hacen algo mal, las personas exitosas no tratan de echar la culpa a los demás, asumen sus fallos. Acostumbran a crear oportunidades y, como es evidente, no todas salen al derecho, por lo que están acostumbrados a fallar.