miércoles, 13 de mayo de 2015

10 pasos para una cena de negocios exitosa

http://www.formulatv.com/images/fgaleria/32300/32341_joe-kennedy-acuede-cena-negocios.jpg

Es por esto que FP recopila los diez consejos para salir bien librado de ésta:
1. Cuide sus modales: Esto debería ser obvio, pero a veces es importante recordar no masticar con la boca abierta, no se mecerse hacia atrás en la silla y no hablar con la boca llena, por más nervioso o cómodo que esté. Además se recomienda apagar o silenciar el teléfono y guardarlo, pues dejarlo sobre la mesa puede hacer sentir al interlocutor.
2. No hay afán: Cuando el mesero vaya a la mesa para tomar pedidos, muy seguramente le pedirá a las damas que hagan sus pedidos en primer lugar. Es prudente que luego deje que los demás ordenen, a menos que usted haya tomado la vocería y haciendo una recomendación, ordene para todos. Si no es así. Espere su turno.

3. Moderación:
 Si no está pagando la cuenta. No pida el artículo más caro en el menú a menos que esté en un restaurante de precios moderados.
4. Amplitud: Sin embargo, si está pagando la cuenta, deje que sus colegas sepan que está bien pedir lo más caro en el menú diciendo algo como:. “El filete se ve maravilloso, creo que voy a pedirlo. ¿Alguien más desea filete? Si quieren, deberían pedirlo. He oído que es increíble aquí”.
5. ¿Alcohol?: Dependiendo de los comensales, el alcohol puede ser inadecuado, adecuado o esperado. Si es inapropiado, no lo pidas. Si es apropiado, ordena una copa con la cena. Sólo una. No es una fiesta.
6. Rompa el hielo: Inicie una conversación inofensiva para que la gente entre en calor. Puede discutir el ambiente del restaurante, el tráfico para llegar al restaurante o la situación del parqueadero.
7. Coma: El propósito de la cena es participar de una comida con colegas de algún tipo. Probablemente ellos también tengan hambre. Todos se sentirán mejor y más cómodos sin el estómago vacío.
8. Al Grano: Mantén los temas en cuestión a mano si la cena es para hablar de negocios. Sin embargo no está demás que para hacerlo relajante, pregunte a sus colegas acerca de sí mismos, ya que a la gente le encanta hablar de sí mismos, y esto los abre mucho más a realizar negocios.
Los expertos recomiendan no hablar de negocios hasta el postre.
9. Discreción: Pídale al camarero que traiga la cuenta antes de que la cena finalice, en caso que sea usted quien invita. Haz esto de manera discreta.
10. Agradecimientos: Sea usted quien invite o no. Agradezca la presencia y compañía de sus colegas en la cena y concrete un próximo encuentro más formal para cerrar los negocios debatidos en la cena.