domingo, 3 de mayo de 2015

Consejos para conducir con hielo y nieve

http://www.autofacil.es/elementosWeb/gestionCajas/AUF/Image/Conduccion_hielo_2.jpg


Sin darnos cuenta estará aquí el invierno y llegarán las prisas para comprar cadenas, preparar nuestros coche y leer el parte meteorológico para saber si nevará o no. Además de todo esto es importante seguir una serie de pautas y consejos que nos hagan más fácil la conducción durante los meses más duros del año. Esto es lo que veremos en el artículo de hoy, porque en motocoches nos adelantamos al mal tiempo para ganarle la partida.
El primer consejo que os vamos a dar es que estéis bien informados. Con internet podéis enteraros a golpe de ratón del tiempo que hará en cada zona y de las posibles retenciones que te puedas encontrar. Las retenciones por hielo o nieve suelen ser largas, por eso se recomienda llevar comida, agua y mantas por si te toca estar mucho tiempo en alguna.



Una vez vista la información, si puedes evitar conducir en malas condiciones mucho mejor. Parece un consejo lógico pero hay que recordarlo. Hay veces que por no perder un día de vacaciones nos toca estar horas y horas en una retención o podemos correr serio riesgo de accidente. Ten en cuenta que con una temperatura exterior inferior a 4º se pueden empezar a formar placas de hielo, esto se acentúa a últimas horas de la noche y primeras de la mañana. Si en invierno puedes evitar estas horas mucho mejor.
A parte de las mantas y la comida antes mencionada, intentar llevar siempre el depósito lleno. Una larga retención puede gastar bastante gasolina si los avances son continuos pero pequeños y no hay posibilidad de apagar el motor. También fundamental el teléfono móvil y un cargador para el coche, te puede ser muy útil por si se alarga la espera y te quedas sin batería.
En una circulación con hielo o nieve en la carretera es fundamental no dar frenazos bruscos. Pisa el freno con suavidad y juega con la aceleración para utilizar el freno lo menos posible. Ante un derrape no frenes, gire el volante hacia la parte donde gira la parte trasera del coche.
Y con esto ya estás listo para afrontar el invierno sin riesgo y con total seguridad. Pero siempre con responsabilidad y comprobando el estado de las carreteras previamente.