sábado, 2 de mayo de 2015

El Ibex cae un 1,18% en abril

http://brooksasociados.com/wp-content/uploads/2014/09/1341-13678556561.jpg

Las Bolsas despidieron el jueves semana más corta de lo habitual (el Ibex cierra hoy viernes por festivo). El mercado, dubitativo durante toda la sesión del jueves, parecía preguntarse, al modo de Sabina, quién le ha robado el mes de abril y cómo pudo sucederle a él, que empezó el mes lleno de optimismo, pero lo cierra con caída y unas cuantas dudas. Las tensiones en Grecia, el débil crecimiento de Estados Unidos en el primer trimestre del año (que se ha traducido en una fuerte subida del euro) y el propio agotamiento del rally acumulado por las Bolsas han hurtado a los inversores las subidas bursátiles que, desde que empezó el año, parecían no tener fin. Pero abril se va y con él se esfuma la fiebre alcista.
El Ibex 35, que el jueves subió un 0,05% hasta los 11.385 puntos, se anota un descenso en el mes del 1,18%. Es su primera caída mensual desde diciembre. Ha pasado en abril de tocar el techo de los 11.800 puntos, su nivel más alto en cinco años, a perder los 11.400. En la semana, (hoy las Bolsas europeas cierran por el Día del Trabajo) el selectivo español cae un 1,04%. Mientras, el Dax alemán cede un 4% mensual y el FTSE Mib italiano, un 0,5%.
En el balance de valores del jueves tuvo mucho peso los resultados empresariales. La mayor subida del día en el selectivo es la de Popular, que avanzó un 6,6% tras presentar sus cuentas y el mayor descenso se lo lleva IAG, que cae un 2,5%, también después de publicar resultados. Por su parte, BME, que ganó hasta marzo un 11,5% más, cayó un 2,8%. En lo que se refiere al último mes, ArcelorMittal avanza un 7%; Técnicas Reunidas, un 6% y Repsol, un 5,7%. Del lado de las caídas sobresalen los descensos de Abengoa (-15%), IAG (-8,2%) y Bankia (-6,7%).
La apertura a la baja de Wall Street añadió aún más incertidumbre a la ya de por sí indecisa sesión en el Viejo Continente. El Dow Jones de industriales y el selectivo S&P se dejaron en torno a dos décimas porcentuales, mientras que el Nasdaq tecnológico cae un 0,5%. Los mercados de Wall Street sí abrirán hoy viernes sus puertas.
ArcelorMittal es el mejor valor del mes en el Ibex; Abengoa, el peor
Claves de un mes en rojo
En el camino de las Bolsas se han cruzado, en primer lugar, las dudas sobre el futuro de Grecia. El país sigue sin alcanzar un acuerdo con sus socios europeos, lo que ha reavivado el temor a un impago del Gobierno de Atenas. Hoy mismo, la agencia Moody´s dijjo en un informe, tras bajar otro escalón el rating de la deuda griega hasta Caa2, que espera que el país no entre en bancarrota y logre una solución pactada con Bruselas, pero que “no debe ser subestimado” el riesgo de una salida de Grecia del euro. Jeroem Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, ha afiroamdo que espera un acuerdo pero está listo para otras opciones.
Abril ha sido el mes en el que se ha recuperado el uso de la palabra Grexit, alusiva a la posible salida del país heleno de la zona euro.La tesis general en el mercado sigue siendo que esto no ocurrirá, pero también que los riesgos crecen al tiempo que se agota la liquidez de las arcas públicas griegas.Así, desde Deutsche Asset & Wealth Management cifran ya entre un 40% y un 50% las opciones de que Grecia dé los primeros pasos para una salida del euro.
“El futuro de Grecia no es una elección entre dos opciones, el acuerdo o el Grexit”, aportan desde Citi. Los expertos de la firma estadounidense explican que “hay muchas dudas sobre la extensión del segundo rescate, la posibilidad de acordar un tercero y si se necesitán controles de capital o reestructuración de deuda”. Su escenario central no es la salida de Grecia de la zona euro, pero de nuevo avisan de que se podría producir un riesgo de contagio a las condiciones financieras en el resto de la zona euro.
El euro vuelve a subir tras nueve meses
Este mes los inversores no solo han dejado atrás la calma con la que contemplaban hasta ahora la crisis griega. También han visto cómo se diluía la depreciación del euro frente al dólar, uno de los más potentes motores de las Bolsas del Viejo Continente gracias a la competitivad que ganan sus empresas exportadoras por un euro débil.
La moneda única va camino de subir un 3,79% en abril hasta los 1,11 dólares (el mercado de divisas no cierra mañana, a diferencia de las Bolsas). Es su primer avance mensual en nueve meses y la mayor desde 2011. La publicación ayer de un muy frágil dato de crecimiento en Estados Unidos alimentó las expectativas de que la Fed pospondrá la subida de tipos, como pronto en septiembre del próximo año. El mensaje del Comité Federal del Mercado Abierto recordó ayer que el alza del precio del dinero dependerá del estado de la economía y destacó que la ralentización del primer trimestre se debe a factores puntuales. Es decir, no despejó las dudas.
El euro cotiza en su nivel más alto en dos meses. Desde Link Securities creen que el mercado se ha precipitado y esperan que “el crecimiento económico en EE UU repunte en los próximos meses ya que los factores que lo han lastrado han sido puntuales: duro invierno, huelga en los puertos del oeste del país, y reducción drástica de las inversiones en el sector del petróleo y del gas”.
Ventas en el mercado de deuda
Otra tendencia que se ha interrumpido en la parte final de abril es la caída en picado de la rentabilidad de la deuda soberana europea gracias al plan de estímulos del BCE. El bund germano ha repuntado hasta el 0,36% y el bono español a diez años, hasta el 1,46%, lo que deja la prima de riesgo en los 110 puntos básicos. Una de las razones que puede explicar este movimiento, creen los expertos, es la idea de que las medidas del BCE están empezando a surtir efecto, lo que provocaría un alza de la inflación y una subida de las rentabilidades. Con todo, en el mercado de renta fija también se vive un proceso de toma de beneficios tras las compras pasadas.