domingo, 17 de mayo de 2015

Red Eléctrica, Enagás y Abertis, los 'goleadores' más fiables del Ibex

http://stmedia.bolsamania.com/web/img/images_uploaded/4/1/ibex35_bolsa_madrid_640_175.jpg


Estas compañías baten al índice en tres de cada cuatro años cotizados. Pero hasta una decena de títulos lo hacen mejor que el selectivo de forma recurrente. Éstos son los 'pichichis' de nuestro parqué
Son los máximos goleadores, los valores que baten de forma recurrente al Ibex 35 en rentabilidad anual. Sus nombres son Red Eléctrica, Enagás, Abertis, Ferrovial, Inditex, ACS, Endesa, FCC, Iberdrola y OHL. Como dato curioso, sólo dos de ellas -Inditex e Iberdrola- están entre las grandes del índice. Todas ellas rinden más que el selectivo en al menos el 60 por ciento de los últimos 15 años. Son, haciendo una metáfora futbolística, las Messi y las Cristiano Ronaldo de la bolsa: no anotan tantos para su equipo sólo en un partido, sino que ofrecen la seguridad de que los marcarán en la mayoría de los encuentros que disputen.
Además de batir históricamente al mercado, algunas lo han hecho sacándole una notable ventaja al Ibex. Así, Inditex y OHL han conseguido, de media, superar la rentabilidad del selectivo en más de 16 puntos porcentuales cada año. REE, por su parte, se anota 14 puntos porcentuales más que el indicador y ACS consigue 10,4 puntos adicionales, entre otros ejemplos (ver gráfico).
Siete de estos 10 jugadores presentan una correlación baja con el índice, de modo que, en contra de lo que pueda pensarse, los valores con una beta inferior a 1 son los que derrotan con más frecuencia al mercado.
La beta mide la sensibilidad con la que reacciona la rentabilidad de un activo frente a la de su índice de referencia. Así, un valor español con una beta de 1 se comportará de forma similar al Ibex. Si su beta es superior a 1, subirá y bajará más que el selectivo cuando éste lo haga. Y si es inferior a 1 avanzará y caerá menos que el mercado en momentos de tensión. Por ello, los valores considerados defensivos, como las eléctricas, tienen betas bajas, y los de fuerte crecimiento, altas.
José Lizán, de Auriga Global Investors, encuentra factores comunes a estos pichichis. Lo fundamental en bolsa, comenta, es algo tan básico como transformar los euros generados por las ventas en flujo de caja libre y beneficio neto creciente para el accionista. "La empresa que no lo consigue o está mal organizada, o tiene una situación financiera ineficiente, o no vende". Y la mayor parte de estas anotadoras, afirma, son "compañías muy bien gestionadas, capaces de transformar cada euro que entra en beneficio recurrente". Repasemos cuáles son las compañías que más tantos logran marcarle al Ibex. ¿Dónde residen sus fortalezas?

Red Eléctrica, la gran 'goleadora'

La compañía de infraestructuras para el transporte de electricidad bate al Ibex en 13 de los 15 últimos años. Y, de media, se anota 14 puntos porcentuales más que el índice en rentabilidad anual. "Como el resto de eléctricas, tiene un perfil muy defensivo", explica Luis Padrón, analista de energía de Ahorro Corporación, "y son empresas reguladas, con un cash flow predecible". Ernesto Getino, director de inversiones de Getino Finanzas, añade que "se la considera un valor refugio y, al mismo tiempo, uno de rentas periódicas por su dividendo, lo que hace que sea interesante para carteras conservadoras".
"Ofrece una rentabilidad por dividendo del 4 por ciento destinando a retribución sólo el 56 por ciento de sus ganancias", afirma Ignacio Queral, de DiverInvest, "con lo que tiene más capacidad que otros grupos de aumentar sus reservas y solvencia, así que debería resistir mejor cuando el mercado cae".

Ingresos recurrentes en Enagás

Es la principal compañía de transporte de gas en España de modo que, al igual que REE, carece de competidores. Luis Padrón explica que a sus ingresos recurrentes se ha sumado una fortaleza extra: en un entorno de caídas de la rentabilidad de la deuda, este tipo de valores se convirtió para el inversor en una "alternativa a los bonos" porque sus títulos ofrecen dividendos atractivos. En el caso de Enagás, el rendimiento de su retribución alcanza el 4,9 por ciento, según el consenso que recoge FactSet, una remuneración que, según recuerda Queralt, de DiverInvest, "ha crecido un 13 por ciento en los últimos años" y a la que la compañía destina el 75 por ciento de su beneficio. Por todo ello, "es una buena alternativa para inversores que busquen rentas", añade el analista.

La 'estabilidad' de Abertis

La salida a bolsa el 7 de mayo de su filial de redes de telecomunicaciones, Cellnex, ha puesto de plena actualidad al grupo de infraestructuras. El valor ha conseguido una rentabilidad media anual extra sobre el índice del 10 por ciento desde 2000, un periodo en el que la compañía arrasa al selectivo de referencia en el 73 por ciento de los ejercicios. Su principal arma para hacerlo: al igual que ocurre con las compañías vinculadas al sector eléctrico, ella también ha contado con ingresos recurrentes durante largos periodos, procedentes de su actividad concesionaria.
Tras un 2008 crítico -el primer ejercicio en negativo desde 2000- en el que se dejó un 40 por ciento en el parqué (una caída similar a la que experimentó el Ibex), Abertis sólo volvió a cerrar en rojo en 2010, cuando perdió un 10 por ciento. Desde entonces, ha batido al índice todos los años sin excepción. En 2015, sin embargo, puede tenerlo complicado, ya que se sitúa en negativo en lo que llevamos de año y el consenso de mercado recomienda vender sus títulos.

Ferrovial se apoya en el exterior

Los expertos comentan que Ferrovial supo aprovechar el boom económico de los comienzos del milenio y después capear el temporal de la crisis. En palabras de Felipe López, de Self Bank, la crisis inmobiliaria "le hizo menos daño que a otros rivales". Además, apunta, "ha sabido enfocarse hacia el extranjero, limitando la penalización que durante años sufrieron en su cotización muchas empresas sólo por ser españolas".
El grupo presidido por Rafael del Pino tiene una beta inferior a 1, lo que no le ha impedido imponerse al selectivo en 8 de los últimos 11 años. Lo bate con frecuencia, pero no lo tumba en rentabilidad: sólo se anota 6,6 puntos porcentuales más que él al año.
La diversificación ha sido clave para conseguirlo. Inicialmente, el grupo obtenía el grueso de su negocio de la construcción, pero hace ya una década que su negocio principal se sustenta sobre grandes infraestructuras y obras públicas, como aeropuertos y autopistas, "menos intesivos en capital", según José Luis Herrera, de CMC Markets.
Herrera incide en la implantación de Ferrovial en países que no suponen un riesgo a nivel político o cambiario, como Reino Unido o EEUU. Dos de sus principales pilares en el exterior son la gestora británica de aeropuertos BAA y la autopista que el grupo gestiona en Toronto (Canadá), la 407- ETR.

Los 'puntos extra' de Inditex

Las cifras del conglomerado fundado por Amancio Ortega hablan claro. Mientras el Ibex, en lo más crudo de la crisis, cerraba en negativo los ejercicios 2008, 2010, 2011 y 2012, la textil sólo despedía en rojo el primero de esos años de recesión. La marca España no le hizo daño en ese periodo, gracias a su presencia internacional y al hecho de tener caja en un momento en que se penalizaba la deuda.
Inditex, un gigante que capitaliza más de 90.000 millones y que salió a bolsa el 23 de mayo de 2001, golea al índice en 10 de los 14 ejercicios en los que ha cotizado. Y, además, ha permitido al inversor apuntarse, de media al año, una rentabilidad extra sobre la del Ibex de 16,2 puntos porcentuales.
Según explica José Luis Herrera, de CMC Markets, el grupo se ha anticipado al cambio tecnológico, "basando su modelo no sólo en la venta directa tradicional sino también en las ventas online". Y ha sabido, añade, adaptar su negocio a las zonas geográficas concretas donde opera.
Por su parte, Felipe López señala que "en una industria como la textil, con mínimas barreras de entrada, su modelo de negocio único permite a Inditex jugar con ventaja". El analista destaca la diversificación del público al que se dirige el conglomerado.
Por otro lado, mientras que España pesa cada vez menos en los resultados de la compañía, su apuesta por los mercados emergentes ha sido clara. "China supone un 8 por ciento de sus ingresos y ofrece un importante potencial de crecimiento", añade López.

ACS, una de las pocas compras

Vence al Ibex en diez de los últimos 15 ejercicios y lo aventaja en 10,4 puntos al año. Para lograrlo se ha apoyado en su presencia internacional. Tras integrarse, a comienzos de la década de 2000, con Dragados, adquirió en 2007 una participación significativa en Hochtief, grupo de infraestructuras con presencia en EEUU, Europa Central y Asia. Desde entonces, se ha embarcado en una fuerte expansión y dado un gran salto de envergadura gracias a su presencia no sólo en Hochtief, sino también en la australiana Leighton.
En los últimos años también ha reducido su deuda: si ésta superaba los 9.000 millones en 2008 y 2009, el consenso que recoge FactSet espera que este año ronde los 3.000 millones. Por otro lado, el grupo presidido por Florentino Pérez tiene una de las cuatro recomendaciones de compra del Ibex.

Endesa es ahora más defensiva

Controlada por la italiana Enel, vendió a ésta el año pasado su negocio latinoamericano por más de 8.000 millones. Según explica Luis Padrón, de Ahorro Corporación, el hecho de reconvertirse en una compañía fundamentalmente doméstica la ha transformado en un valor más defensivo (por las características del mercado español, más regulado). Hoy es una nueva compañía, del estilo de REE y Enagás. Endesa es una de las empresas del Ibex con una beta baja, es decir, con una tímida correlación con el índice en los últimos 5 años. Pese a ello, se impone a él en 9 de los últimos 15 años, con una prima, eso sí, discreta, de poco más del 5 por ciento.

OHL e Iberdrola suben el marcador

Más allá de estas siete empresas, otros valores han mostrado su músculo bursátil frente al Ibex desde 2000. OHL no sólo empata con Endesa al superar al índice en nueve de los últimos 15 años, sino que se anota 17 puntos porcentuales de rentabilidad sobre el selectivo español. Es decir, lo bate en menos años que otras, pero cuando lo supera lo hace con creces. Iberdrola y FCC también se imponen al Ibex en el 60 por ciento de los casos, pero sacan al índice una ventaja mucho más tímida, de 4 puntos porcentuales.