domingo, 3 de mayo de 2015

TRABAJAR, ¿ES UNA INVERSION DE FUTURO?

http://www.grupotortuga.com/IMG/jpg/trabajo.jpg


¿Por qué trabajamos? Esta es la pregunta que se planteó el empresario estadounidense Seth Godin y la respondió en ocho puntos. Seguro que adivináis el primero… sí, “por el dinero”. Pero este escritor de bestsellers anotó otras siete razones: por los retos, por vocación, por el impacto que puede tener nuestro trabajo, para construirnos una reputación, para solucionar problemas, para formar parte de un grupo con una misión común y para ser apreciados. Con motivo del Día del Trabajo, os queremos hablar de otra de las razones: para el futuro.
Es cierto que en el día a día este detalle puede pasar por alto. Nos centramos en las preocupaciones cotidianas de nuestro trabajo y puede que en algún momento nos cueste encontrar alguna de las razones que cita Godin. En estos casos, es útil mirarlo con perspectiva y una metáfora nos puede ayudar bastante. Pensemos en un albañil. Por mucho que le guste su trabajo, es inevitable que en algún momento se pregunte por qué cada día coloca ladrillos sobre cemento. ¿Qué finalidad tiene? Aunque no la vea aún, tiene la respuesta delante: está construyendo una casa.
Como él, nosotros estamos sentando los cimientos de nuestro futuro con cada día de trabajo y los impuestos correspondientes. En VidaCaixa hemos desgranado con anterioridad a dónde van los ingresos que retienen de nuestra nómina, una radiografía que muestra claramente la repercusión que tienen nuestra contribución en materia de pensiones y prestaciones de desempleo.
Esta perspectiva a largo término es especialmente útil ante una situación económica llena de incertidumbres. Cierto es que algunos indicadores empiezan a dar espacio a la esperanza, pero otras realidades nos recuerdan la importancia de apuntalar nuestro futuro financiero y el de nuestra familia. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares se situó en 2014 en el 9,8% de su renta disponible, seis décimas menos que el año anterior. La razón de este descenso es buena: la recuperación económica está alimentando el consumo y las familias vuelven a recurrir a sus reservas.
Ante este cambio de tendencia, es importante tomar distancia y aprender la lección que nos han dado años de altibajos financieros. El ahorro es clave, y tener el privilegio de trabajar y poder prepararnos para un futuro sin sorpresas es otra de las razones que añadiríamos a la célebre lista de Godin. En estos casos, la sabiduría popular tiene siempre la respuesta: “ahorrar no es sólo guardar sino saber gastar”.

 http://www.vidacaixa.es/blog/2015/04/trabajar-una-inversion-de-futuro/