domingo, 14 de junio de 2015

LOS ERRORES FINANCIEROS QUE CASI TODOS HEMOS COMETIDO

http://cdn2.hubspot.net/hubfs/136661/2-Images/Images_Posts_Blog/errores.jpg
1. No es para todos
Como estrategia, el branding personal se ajusta como un guante a cualquier industria. Sin embargo, no es algo que adapte así como así a cualquier persona. Para colgarse del brazo del éxito, el branding personal exige interacciones constantes con otras personas y ganas de aventurarse en nuevos territorios. Las personas extrovertidas lo tienen, en este sentido, más sencillo a priori que las personas introvertidas a la hora de construir una marca personal. Eso no quiere decir que los introvertidos no puedan desenvolverse con éxito en la arena del branding personal, pero se tropezarán probablemente con más piedras en el camino que los extrovertidos.
2. No hay ninguna fórmula secreta
El branding personal es una disciplina huérfana de fórmula universal del éxito. Es cierto que existen determinadas prácticas que pueden ayudarnos a alcanzar el anhelado éxito en el universo de las marcas personales. Con todo, el branding personal es una disciplina absolutamente imprevisible y lo es que porque su principal nutriente, las interacciones con otras personas, son tan imprevisibles como las personas que las protagonizan.
3. No hay atajos
En el universo del branding personal no hay atajos. La reputación es lo que hace palpitar el corazón del branding personal y una reputación no se construye lógicamente de la noche a la mañana. El branding personal es una carrera de fondo que exige tiempo para dar frutos.
4. No se desenvuelve única y exclusivamente en el universo online
Los social media son una parte integral del branding personal, pero no la única. Para apuntalar los cimientos de una marca construida al calor de la Web 2.0 se necesitan inevitablemente los encuentros y las reuniones cara a cara. Crear conexiones es fácil en las redes sociales, pero las conexiones nacidas del “networking” cara a cara son mucho más fuertes y son necesarias para el éxito a largo plazo del branding personal.
5. El branding personal no tiene que estar vinculado necesariamente a otra estrategia
Trabajando en colaboración con el marketing de contenidos o el SEO, el branding personal puede ser una herramienta valiosísima. Aun así, esta disciplina puede funcionar también a la perfección en solitario.
6. En el branding personal uno recibe lo que da
Quienes más se esfuerzan por sacar adelante su marca personal y más se preocupan de cuidar cada día sus conexiones personales, más probabilidades tendrán de triunfar en el universo del branding personal. En cambio, aquellos que se limitan a esperar que su marca personal florezca, se toparán probablemente con un sinfín de problemas para hacer que su estrategia de branding personal llegue a buen puerto.
- See more at: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/6-secretos-que-el-branding-personal-guarda-bajo-llave/#sthash.67e59


1.  Disfruta hoy paga mañana. Aunque han perdido su esplendor, las promociones de pague quien sabe cuando siguen vigentes. El peligro: como no pagamos luego luego, no nos “duele” y gastamos ya sea de más, o en lo que no podemos pagar.
2. 3X2. Para empezar quién necesita 3 ?   A menos que sea jabón de baño, rara vez necesitamos 3 piezas de lo mismo. Es una trampa porque nos hace comprar de más.
3. Uno por $5 o 3 por $15 Lleve la promoción! No es broma, Mi esposo en una convención de cómics, ayudaba a un amigo a vender material de dibujantes. No recuerdo que artículo estaba a $5 y para divertirse, pusieron un letrero que decía: Llévate 1X$5 o 3x$15. Cuando vieron que más de 3 se “compraban” la promoción entusiasmados, pararon el “bizne”. Fue una gran lección.
4. Crédito pre aprobado. Yo no se porque pero la palabra pre aprobado parece tener poderes mágicos de atracción.
5. Meses sin intereses. Esta ya es clásica. No siempre se convierte en trampa, claro, pero más de dos han caído del lado oscuro de esta promoción.
6. 0% de comisión por apertura. Ultimamente he visto algunos créditos de consumo (préstamos) anunciarse así. Dan la idea de que hay costo 0% aunque no lo están diciendo tal cual. Tramposo y mucho.
7. Pagar menos x más tiempo. La trampa clásica de los créditos en general. Muy común en el crédito hipotecario. Se paga una mensualidad baja (quizá por el miedo a no poder pagar)  a 35 años! por supuesto que mientras más largo es el plazo, más caro te sale a ti.
8. Oferta limitada. Esta es una de las más peligrosas porque suelen usarla los estafadores de gran vuelo. Pero aunque no sea una estafa, si una oferta es por un corto corto tiempo, lo más probable es que no nos den tiempo de pensarlo bien. Hay que alejarse. Donde una puerta se cierra, otra se abre.
9. El carro/casa de tus sueños. Si, y los gastos extras? es una gran trampa pensar solo en el costo del objeto cuando se obtiene. Hay que pensar en la tenencia, el predial, el mantenimiento, las refacciones, etc. etc.
10. Alto rendimiento-bajo riesgo. La muerte de las inversiones y una de las razones por la que la gente tiene miedo a invertir. Tantos fraudes nos hacen pensar que todo eso de hacerse rico es demasiado bello para ser verdad.  Por lo tanto ha de ser mentira y no invertimos.
11. Las tarjetas son para emergencias. Ok, no me voy a clavar en este punto, porque si no no acabo, solo les digo lo que ya alguna vez pregunté : ¿de verdad creen que la solución a una emergencia de dinero, es pedir prestado??
y hablando de pedir prestado…
12 Prestarle a un amigo/conocido/familiar. Trampa muy común en la que además, se rompe la relación con el deudor. Porque créanme, el que pide prestado, rara vez paga.
Fuente:

http://www.inteligenciafinanciera.com/

1. No es para todos
Como estrategia, el branding personal se ajusta como un guante a cualquier industria. Sin embargo, no es algo que adapte así como así a cualquier persona. Para colgarse del brazo del éxito, el branding personal exige interacciones constantes con otras personas y ganas de aventurarse en nuevos territorios. Las personas extrovertidas lo tienen, en este sentido, más sencillo a priori que las personas introvertidas a la hora de construir una marca personal. Eso no quiere decir que los introvertidos no puedan desenvolverse con éxito en la arena del branding personal, pero se tropezarán probablemente con más piedras en el camino que los extrovertidos.
2. No hay ninguna fórmula secreta
El branding personal es una disciplina huérfana de fórmula universal del éxito. Es cierto que existen determinadas prácticas que pueden ayudarnos a alcanzar el anhelado éxito en el universo de las marcas personales. Con todo, el branding personal es una disciplina absolutamente imprevisible y lo es que porque su principal nutriente, las interacciones con otras personas, son tan imprevisibles como las personas que las protagonizan.
3. No hay atajos
En el universo del branding personal no hay atajos. La reputación es lo que hace palpitar el corazón del branding personal y una reputación no se construye lógicamente de la noche a la mañana. El branding personal es una carrera de fondo que exige tiempo para dar frutos.
4. No se desenvuelve única y exclusivamente en el universo online
Los social media son una parte integral del branding personal, pero no la única. Para apuntalar los cimientos de una marca construida al calor de la Web 2.0 se necesitan inevitablemente los encuentros y las reuniones cara a cara. Crear conexiones es fácil en las redes sociales, pero las conexiones nacidas del “networking” cara a cara son mucho más fuertes y son necesarias para el éxito a largo plazo del branding personal.
5. El branding personal no tiene que estar vinculado necesariamente a otra estrategia
Trabajando en colaboración con el marketing de contenidos o el SEO, el branding personal puede ser una herramienta valiosísima. Aun así, esta disciplina puede funcionar también a la perfección en solitario.
6. En el branding personal uno recibe lo que da
Quienes más se esfuerzan por sacar adelante su marca personal y más se preocupan de cuidar cada día sus conexiones personales, más probabilidades tendrán de triunfar en el universo del branding personal. En cambio, aquellos que se limitan a esperar que su marca personal florezca, se toparán probablemente con un sinfín de problemas para hacer que su estrategia de branding personal llegue a buen puerto.
- See more at: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/6-secretos-que-el-branding-personal-guarda-bajo-llave/#sthash.67e59AM1.dpuf
1. No es para todos
Como estrategia, el branding personal se ajusta como un guante a cualquier industria. Sin embargo, no es algo que adapte así como así a cualquier persona. Para colgarse del brazo del éxito, el branding personal exige interacciones constantes con otras personas y ganas de aventurarse en nuevos territorios. Las personas extrovertidas lo tienen, en este sentido, más sencillo a priori que las personas introvertidas a la hora de construir una marca personal. Eso no quiere decir que los introvertidos no puedan desenvolverse con éxito en la arena del branding personal, pero se tropezarán probablemente con más piedras en el camino que los extrovertidos.
2. No hay ninguna fórmula secreta
El branding personal es una disciplina huérfana de fórmula universal del éxito. Es cierto que existen determinadas prácticas que pueden ayudarnos a alcanzar el anhelado éxito en el universo de las marcas personales. Con todo, el branding personal es una disciplina absolutamente imprevisible y lo es que porque su principal nutriente, las interacciones con otras personas, son tan imprevisibles como las personas que las protagonizan.
3. No hay atajos
En el universo del branding personal no hay atajos. La reputación es lo que hace palpitar el corazón del branding personal y una reputación no se construye lógicamente de la noche a la mañana. El branding personal es una carrera de fondo que exige tiempo para dar frutos.
4. No se desenvuelve única y exclusivamente en el universo online
Los social media son una parte integral del branding personal, pero no la única. Para apuntalar los cimientos de una marca construida al calor de la Web 2.0 se necesitan inevitablemente los encuentros y las reuniones cara a cara. Crear conexiones es fácil en las redes sociales, pero las conexiones nacidas del “networking” cara a cara son mucho más fuertes y son necesarias para el éxito a largo plazo del branding personal.
5. El branding personal no tiene que estar vinculado necesariamente a otra estrategia
Trabajando en colaboración con el marketing de contenidos o el SEO, el branding personal puede ser una herramienta valiosísima. Aun así, esta disciplina puede funcionar también a la perfección en solitario.
6. En el branding personal uno recibe lo que da
Quienes más se esfuerzan por sacar adelante su marca personal y más se preocupan de cuidar cada día sus conexiones personales, más probabilidades tendrán de triunfar en el universo del branding personal. En cambio, aquellos que se limitan a esperar que su marca personal florezca, se toparán probablemente con un sinfín de problemas para hacer que su estrategia de branding personal llegue a buen puerto.
- See more at: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/6-secretos-que-el-branding-personal-guarda-bajo-llave/#sthash.67e59AM1.dpuf

1. No es para todos
Como estrategia, el branding personal se ajusta como un guante a cualquier industria. Sin embargo, no es algo que adapte así como así a cualquier persona. Para colgarse del brazo del éxito, el branding personal exige interacciones constantes con otras personas y ganas de aventurarse en nuevos territorios. Las personas extrovertidas lo tienen, en este sentido, más sencillo a priori que las personas introvertidas a la hora de construir una marca personal. Eso no quiere decir que los introvertidos no puedan desenvolverse con éxito en la arena del branding personal, pero se tropezarán probablemente con más piedras en el camino que los extrovertidos.
2. No hay ninguna fórmula secreta
El branding personal es una disciplina huérfana de fórmula universal del éxito. Es cierto que existen determinadas prácticas que pueden ayudarnos a alcanzar el anhelado éxito en el universo de las marcas personales. Con todo, el branding personal es una disciplina absolutamente imprevisible y lo es que porque su principal nutriente, las interacciones con otras personas, son tan imprevisibles como las personas que las protagonizan.
3. No hay atajos
En el universo del branding personal no hay atajos. La reputación es lo que hace palpitar el corazón del branding personal y una reputación no se construye lógicamente de la noche a la mañana. El branding personal es una carrera de fondo que exige tiempo para dar frutos.
4. No se desenvuelve única y exclusivamente en el universo online
Los social media son una parte integral del branding personal, pero no la única. Para apuntalar los cimientos de una marca construida al calor de la Web 2.0 se necesitan inevitablemente los encuentros y las reuniones cara a cara. Crear conexiones es fácil en las redes sociales, pero las conexiones nacidas del “networking” cara a cara son mucho más fuertes y son necesarias para el éxito a largo plazo del branding personal.
5. El branding personal no tiene que estar vinculado necesariamente a otra estrategia
Trabajando en colaboración con el marketing de contenidos o el SEO, el branding personal puede ser una herramienta valiosísima. Aun así, esta disciplina puede funcionar también a la perfección en solitario.
6. En el branding personal uno recibe lo que da
Quienes más se esfuerzan por sacar adelante su marca personal y más se preocupan de cuidar cada día sus conexiones personales, más probabilidades tendrán de triunfar en el universo del branding personal. En cambio, aquellos que se limitan a esperar que su marca personal florezca, se toparán probablemente con un sinfín de problemas para hacer que su estrategia de branding personal llegue a buen puerto.
- See more at: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/6-secretos-que-el-branding-personal-guarda-bajo-llave/#sthash.67e59AM1.dpuf
1. No es para todos
Como estrategia, el branding personal se ajusta como un guante a cualquier industria. Sin embargo, no es algo que adapte así como así a cualquier persona. Para colgarse del brazo del éxito, el branding personal exige interacciones constantes con otras personas y ganas de aventurarse en nuevos territorios. Las personas extrovertidas lo tienen, en este sentido, más sencillo a priori que las personas introvertidas a la hora de construir una marca personal. Eso no quiere decir que los introvertidos no puedan desenvolverse con éxito en la arena del branding personal, pero se tropezarán probablemente con más piedras en el camino que los extrovertidos.
2. No hay ninguna fórmula secreta
El branding personal es una disciplina huérfana de fórmula universal del éxito. Es cierto que existen determinadas prácticas que pueden ayudarnos a alcanzar el anhelado éxito en el universo de las marcas personales. Con todo, el branding personal es una disciplina absolutamente imprevisible y lo es que porque su principal nutriente, las interacciones con otras personas, son tan imprevisibles como las personas que las protagonizan.
3. No hay atajos
En el universo del branding personal no hay atajos. La reputación es lo que hace palpitar el corazón del branding personal y una reputación no se construye lógicamente de la noche a la mañana. El branding personal es una carrera de fondo que exige tiempo para dar frutos.
4. No se desenvuelve única y exclusivamente en el universo online
Los social media son una parte integral del branding personal, pero no la única. Para apuntalar los cimientos de una marca construida al calor de la Web 2.0 se necesitan inevitablemente los encuentros y las reuniones cara a cara. Crear conexiones es fácil en las redes sociales, pero las conexiones nacidas del “networking” cara a cara son mucho más fuertes y son necesarias para el éxito a largo plazo del branding personal.
5. El branding personal no tiene que estar vinculado necesariamente a otra estrategia
Trabajando en colaboración con el marketing de contenidos o el SEO, el branding personal puede ser una herramienta valiosísima. Aun así, esta disciplina puede funcionar también a la perfección en solitario.
6. En el branding personal uno recibe lo que da
Quienes más se esfuerzan por sacar adelante su marca personal y más se preocupan de cuidar cada día sus conexiones personales, más probabilidades tendrán de triunfar en el universo del branding personal. En cambio, aquellos que se limitan a esperar que su marca personal florezca, se toparán probablemente con un sinfín de problemas para hacer que su estrategia de branding personal llegue a buen puerto.
- See more at: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/tendencias/6-secretos-que-el-branding-personal-guarda-bajo-llave/#sthash.67e59AM1.dpuf