miércoles, 9 de noviembre de 2016

PRODUCTIVIDAD: LEY DE PARKINSON O PIRAMIDE CRECIENTE.


PRODUCTIVIDAD: LEY DE PARKINSON O PIRAMIDE CRECIENTE.

La ley de Parkinson dice: “el trabajo se expande hasta que se termina el tiempo disponible para su culminación”.Si has pasado tiempo leyendo sobre productividad, probablemente hayas leído antes sobre esta ley. Sabrás el nombre o concepto, aunque puede que no sepas exactamente cómo implementarla para ser tan efectivo como puedas. Este artículo te enseñará a hacerlo.

Ejemplos de la ley de Parkinson en la vida real

Seas consciente o no, probablemente hayas experimentado el principio de Parkinson muchas veces en la vida real:
  • En la universidad tenías  todo el semestre para escribir un trabajo aunque terminaste en los últimos 4 días, enviándolo minutos antes de cerrarse el plazo de entrega.
  • Has tenido toda una semana para comunicar algo importante aunque lo has hecho en el último momento posible.
  • Has tenido todo el año para cuidarte antes de una boda o de las vacaciones pero empiezas la dieta y a hacer ejercicio un mes antes del viaje.
Si has experimentado alguno de esas situaciones sabrás de que hablo. Durante meses te quedas “paralizado” sin poder trabajar y de repente, comienzas a trabajar rápidamente para terminar una tarea justo antes de tiempo.

Ley de Parkinson y administración del tiempo

El historiador británico Cyril Parkinson observó esta tendencia durante su estancia en el Servicio Civil Británico. Se dio cuenta que a medida que se expandía la burocracia, se volvía más ineficiente y lo observó en otra variedad de circunstancias; a medida que algo aumentaba, disminuía su eficiencia.
Encontró que incluso tareas sencillas aumentaban en complejidad si aumentaba el tiempo para terminarlas. Por el contrario, a medida que el tiempo definido para terminarlas disminuía, la tareas era más sencilla de terminar.
Este concepto se relaciona con la creencia de que es mejor trabajar más tiempo que eficientemente. Esa mentalidad se refleja en las empresas en las que se recompensa a los empleados por estar más tiempo trabajando en lugar de por lo producido o los objetivos cumplidos.

Cómo usar la Ley de Parkinson para tu beneficio

Poca gente te dirá que trabajes menos. Por tanto, si vas a implementar la ley de Parkinson tendrás que hacerlo por ti mismo aplicándote limitaciones artificiales para hacer las tareas/trabajos/actividades de forma eficiente. 
  • Trabaja sin el cargador de tu portátil. Trata de hacer las tareas (leer el correo electrónico, escribir un informe…) antes de que te quedes sin batería.
  • Divide las tareas en subtareas y establece un límite de tiempo para acabarlas. 
  • Esta bien ponerte como objetivos escribir un artículo al día, correr X horas o ir al gimnasio, aunque es mejor que los trates de hacer antes de, por ejemplo, las 12:00 am. 
  • Caso extremo: deja de trabajar después de las 14:00. Si te levantas antes, tendrás tiempo suficiente de terminar todo lo que tengas que hacer y tener la tarde libre.
  • Chantaje a ti mismo: haz que un compañero te haga pagar si trabajas más allá de un límite de tiempo o no consigues cierto objetivo. Si usas este enfoque, estarás motivado por las consecuencias económicas.
  • Establece un límite de tiempo difícil. Puedes perder un peso considerable en 12 meses aunque también lo puedes hacer en 6 meses si lo ves como tu límite.
  • Limita tareas poco productivas a 30 minutos cada día: ver las redes sociales o el correo electrónico. 

No te lleves trabajo a casa

Trabajar más horas no es la forma de mostrar más dedicación o ser más productivo.
Es probable que
  • Trabajes más y que hagas menos. 
  • Seas un adicto, no al trabajo, sino a pensar que estas trabajando. 
Si te pones un tiempo límite de trabajo, serás más productivo y tendrás una mejor vida de ocio y social. Crear restricciones artificiales para trabajar creará a su vez más libertad y mayor productividad.
Niégate a llevar trabajo a casa, no trabajes en el sofá o la cama. Cuando dejes la oficina/lugar de trabajo, simplemente para de trabajar.


Crea restricciones para crear libertad

La lección principal de la ley de Parkinson es que las restricciones pueden crear libertad. Es un pensamiento contraintuitivo aunque real que se puede aplicar hasta a las tareas más simples.
Con restricciones también me refiero a especificar. Cuanto más específico y restrictivo sea algo, más simple será. 
  • Piensa en 10 cosas de tu vida diaria. Ahora piensa en 10 cosas de la mesa de tu trabajo. ¿Cuál es más sencillo?
  • Nombra 10 cosas divertidas. Ahora nombra 10 deportes divertidos en equipo. ¿Cuál es más sencillo?
Especificar y las restricciones crean libertad y fomentan la creatividad; serán una herramienta fundamental para aumentar tu productividad y ser un creador eficiente.

Usando la ley de Parkinson para conseguir objetivos difíciles

Aunque no esta especificado en la teoría oficial de Parkinson, puedes usar la regla inversa para aumentar la calidad de tu trabajo.
Si te pones objetivos más difíciles de conseguir, crearás un hueco entre lo que eres capaz de hacer y lo que quieres hacer.
Se trata de elegir un gran objetivo, comprometerse con el y encontrar la forma de conseguirlo.

Lo fundamental de la Ley de Parkinson

Si el trabajo se expande para llenar el tiempo que se ha planificado para terminarlo, planifica menos tiempo para trabajar rápidamente.


     Pedro L Rodriguez Moreira fuente:http://www.lifeder.com/ley-de-parkinson/